8 Estrategias simples para potenciar tu productividad

En un mundo actual donde el tiempo juega un papel fundamental en nuestra forma de vida, la productividad es un aspecto que se tiene muy en cuenta a la hora de valorar nuestro trabajo.
Por ello, resulta relevante la gestión del tiempo, siempre teniendo muy en cuenta si las tareas a realizar son a corto o a largo plazo. A continuación te mostramos ocho estrategias psicológicas para conseguir estados mentales óptimos que te permitan potenciar la productividad.


1. Realizar un balance sobre el tiempo perdido no trabajando
Resulta muy útil a nivel laboral el hecho de evaluar el tiempo que transcurre en el cual no hacemos nada útil; a buen seguro que nos llevaremos una desagradable sorpresa. Si detectamos estos periodos y cambiamos hábitos produciremos más.

2. Llevar a cabo tareas que sabes con rapidez
No cometas el error de perder el tiempo aplazando todos aquellos trabajos que sabes realizar; siempre debes dar prioridad a las cosas que sean más importantes para conseguir los objetivos marcados en tu día a día.

3. Felicitarte por objetivos cumplidos
Una mente motivada es una mente productiva. No tengas ningún inconveniente en valorar los méritos obtenidos y de esta manera reforzar tanto tu autoestima como tu autoconcepto.

4. Buscar el equilibrio positivo
En relación con el punto anterior, se trata de encontrar un equilibrio entre el pensamiento y tareas distractoras que dificulten la meta, con todas aquellas aptitudes y actitudes que la beneficien; teniendo éstas que tener más peso en esa báscula imaginaria.

5. Mantener contactos sociales
Para potenciar todas nuestras capacidades es muy recomendable tener una amplia red social que nos permita desarrollarnos tanto personal como profesionalmente, y realizar actividades de ocio además de viajes por los diferentes puntos de la geografía mundial.

6. Cambiar nuestro entorno laboral
En muchas ocasiones la monotonía dificulta que salten a la luz capacidades como pudieran ser la creatividad; así, ambientes enriquecidos y con muy pocos cambios a buen seguro que la potenciarán y ésto aumentará las probabilidades de mejorar nuestra productividad.

7. No obsesionarse con la perfección
Todos tenemos como objetivo realizar nuestro trabajo lo mejor posible, pero en muchas ocasiones a veces resulta mucho más rentable hacer descansos. Realizar una pausa y continuar pasado un tiempo prudencial; tratando de no obsesionarse con terminar cuanto antes.

8. Planificar el tiempo
Realiza un registro de seguimiento de qué tiempo dedicas a cada tarea y al finalizar el día comprueba dónde puedes mejorar resultados para conseguir una mejor productividad.



Como lo ves?
Aplicas algunas de estas estrategias en tu rutina diaria? Consideras que aplicamdo algunos de estos conceptos pueden potenciarse tu productividad?


Si te parece interesante y útil esta información, compártela en tus redes sociales para que muchas personas estén al tanto de esta información y puedas ayudarles.

Si necesitas más información sobre ciudadanía italiana en Italia, en este enlace, haciendo click aquí, tienes todos los detalles que debes saber.